Català Castellano
Planificación Estratégica

"Nunca soplan buenos vientos para quien no sabe a dónde va".

Toda empresa debe saber a dónde se dirige. Y debe saber cuándo cambiar a tiempo sus metas y objetivos si el entorno a su vez cambia. Ese es el mayor reto de las organizaciones. Sólo entonces podrán aprovechar los vientos que le sean favorables y que le permitan llegar a dónde pretende. Y debe definir sus metas y su rumbo de forma explícita, consensuada, realista y compartida con la Organización.



1. Planificación Estratégica

No es fácil, ni siquiera en tiempos de bonanza económica, prever el futuro y saber con claridad hacia dónde debemos dirigir nuestra empresa. Más difícil es cuando el entorno cambia bruscamente, en entornos de crisis, en los que aquello a lo que estábamos acostumbrados parece que ya no va a ser útil.

Anticipar el futuro y adaptarse eficazmente a los cambios es una tarea ardua que requiere de los accionistas y equipos directivos tiempo, esfuerzo y método. El proceso estratégico debe abordarse con máximo rigor, conocimiento e información, con racionalidad y realismo.

Las decisiones estratégicas determinan el éxito o el fracaso de las organizaciones. Nunca deben ser fruto de la improvisación o de la inercia.

Analizar detenidamente el entorno, poner orden en el caos de las informaciones y tendencias de los mercados, detectar oportunidades y amenazas, evaluar objetivamente las capacidades y recursos de la empresa y apostar por unas metas y objetivos realistas a conseguir a medio y largo plazo... Todo ello forma parte del proceso de planificación estratégica.

Toda empresa debe tener un Plan Estratégico adaptado a su realidad. Y debe además desarrollar los planes específicos que le permitan abordar los cambios necesarios para alcanzar sus metas lo más eficaz y rápido posible. Y debe estar preparada para ajustar sus planes (o incluso para cambiarlos drásticamente) si los cambios del entorno así lo requiere.

2. Plan de Negocio (Plan de Empresa – Bussiness Plan)

Los emprendedores y los nuevos proyectos empresariales necesitan contar un Plan de Negocio en el que, de forma breve y precisa, se transmita a accionistas, directivos o posibles inversores y colaboradores los aspectos básicos del mismo: La oportunidad de mercado que se pretende aprovechar, el modelo de negocio o proyecto diseñado para aprovechar dicha oportunidad; las ventajas competitivas y claves de éxito, las barreras de entrada y salida del mercado al que se dirige, los recursos necesarios para llevarlo a cabo, los costes e inversiones necesarias así como las fuentes de ingresos y rentabilidades esperadas.

Los emprendedores no sólo deben contar con una buena idea. Necesitan un documento que lo desarrollo y explique ordenada y claramente. Es una verdadera "tarjeta de presentación" sin la cual muchas puertas permanecerán cerradas.

Para el emprendedor es igualmente importante contar con un plan de contactos a los que presentar su proyecto mediante un Plan de Negocio o Business Plan. Buscar no tan sólo inversores sino partners que puedan hacer viable las ideas es otro aspecto clave. Hay que hacer un profundo análisis de quiénes pueden ser esos inversores o partners para evitar ingentes pérdidas de tiempo y recursos.

3. Gestión del Cambio

Adaptarse al entorno y redefinir las metas y objetivos empresariales exige siempre aceptar el cambio como algo ineludible.

Planificar esos cambios de forma que realmente la organización se alinee con las metas y objetivos es parte sustancial del proceso estratégico.

Formación, motivación, reestructuración departamental, rediseño de funciones y tareas, mecanización de actividades, etc. son parte de los cambios necesarios para que las estructuras organizativas se adapten rápida y eficazmente a las nuevas necesidades y objetivos de la empresa.

Lo anterior requiere planes y acciones concretas que garanticen que la organización dispondrá de todos los elementos necesarios, en medida suficiente, para garantizar el logro de sus metas.

4. Análisis de Mercados, Planes de internacionalización y Proyectos de Inversión

Son tres aspectos básicos de la planificación estratégica y más aún en los tiempos actuales donde decisiones erróneas pueden dejar sin margen de maniobra a muchas organizaciones.

Para definir nuestras metas debemos contar con un conocimiento global, realista, estructurado y objetivo del mercado en el que operamos. No basta con las intuiciones y con la información que recibimos del día a día. Hay que "parar" y mirar los mercados con visión de futuro y detectar sus tendencias, nuevos competidores, amenazas... y hacerlo tratando de cuantificar y ser objetivo en el análisis, obteniendo conclusiones lo más exactas y realistas posibles.

En los últimos años, muchas empresas han hecho un esfuerzo de internacionalización considerable que se espera continúe imparable en los próximos años. Internacionalizarse es una decisión clave que debe abordarse con rigor y contando con la información y la ayuda necesaria si se quiere abordar con éxito.

Muchos proyectos fracasan por no haber contado con los recursos necesarios para cubrir la inversión y gastos necesarios para alcanzar el umbral de rentabilidad que les permita ponerse realmente en marcha. La falta de financiación y recursos obliga a ajustar mucho las estrategias y los tiempos si no se quiere sucumbir a medio camino. Estrategias y recursos deben estar razonablemente equilibrados y hay que ser muy realistas en este punto para asegurar el éxito.

Contacte con nosotros:
670 797 982

o escríbanos un Email a

fibanez@think2do.es
© 2014 Think 2 Do Consulting
BARCELONA: Avinguda Francesc Macià, 53, 7º 3ª, 08206 - Sabadell (Barcelona) - Telf. 670 797 982
P. DE MALLORCA: Plaça Sant Francesc, 1, Pral. 1ª - Palma de Mallorca (Illes Balears) - Telf. 670 797 982

Inicio | Empresa | ¿Qué Necesitas? | Servicios | Contactar | Mapa web | Aviso legal
Página realizada por Asnet, Servicios Informaticos